Cerrar

es | val   

“Jovempa demuestra que las mujeres somos capaces de ejercer cualquier profesión y liderar proyectos empresariales muy diversos”

Laia Santamaria

Laia Santamaria Borràs, vicepresidenta y tesorera en la Asociación de Jóvenes Empresarios de l'Alcoià-Comtat y Foia (Jovempa)

Mostrar ampliado

Laia Santamaria

Laia Santamaria

Mostrar ampliado

Junta directiva Jovempa Alcoià-Comtat

Junta directiva Jovempa Alcoià-Comtat

Laia Santamaria Borràs es doble licenciada en Derecho y Administración de Empresas por la Universidad de Valencia, mediadora civil y mercantil, y actualmente es doctoranda en Derecho Civil por la Universidad de Valencia. Además, ha ejercido la abogacía desde hace 10 años en el Ilustre Colegio de Abogados de Alcoy. Desde 2013 tiene su propio despacho de abogados, Togue’s Legal Services

Implicada en distintos ámbitos, ha desarrollado funciones de asesora jurídica en la Asociación Contra la Violencia de Género y Familiar de Alcoy (Acovifa); ha sido miembro del Comité Ético del Hospital Virgen de los Lirios de Alcoy; fundadora de la Agrupación de Jóvenes Abogados de Alcoy (AJA Alcoy); abogada asesora a mujeres víctimas de violencia de género en el Ayuntamiento de Petrer; miembro del Centro de Mediación del Colegio de Abogados de Alcoy (CEMICA Alcoy); y desde septiembre de 2020 es vicepresidenta y tesorera en la Asociación de Jóvenes Empresarios de l'Alcoià-Comtat y Foia (Jovempa).

La verdad es que son cada vez más las mujeres que están en puestos de decisión en las empresas, que hay más emprendedoras que nunca en sectores históricamente muy masculinizados... ¿Cuál es tu visión al respecto como vicepresidenta de Jovempa Alcoià-Comtat y Foia?

Hemos avanzado hacia la normalización, pero hacia la igualdad pienso que todavía no. En mi sector, por ejemplo, hay muchas mujeres abogadas, de hecho, en las facultades de Derecho se gradúan más chicas que chicos, pero las decisiones en los órganos importantes siguen siendo, mayoritariamente, tomadas por los hombres.

Hay sectores donde la presencia de mujeres es aún anecdótica y las que llegan a menudo ven como las miran de reojo con desconfianza. Desde Jovempa tratamos de romper estos prejuicios y hacer ver que el género no determina la calidad del profesional que tienes delante.

Llevas en la abogacía diez años ¿Qué te motivó a poner en marcha tu propio despacho?

Desde que terminé mis estudios en Valencia tenía claro que quería ejercer en mi tierra. A pesar de tener oportunidades para quedarme allí, decidí comenzar mi carrera profesional en Alcoy. Los primeros dos años hice de pasante, algo muy extendido en nuestra profesión y que implica ser aprendiz de otro compañero o compañera con más años de experiencia.  

"Yo me considero emprendedora desde 2013, momento en el que colgué un cartel con mi nombre y profesión en la fachada donde tengo el despacho"

Cuando empecé a tener mis propios clientes, y veía que empezaba a tener una red de personas que me consultaban, me confiaban sus asuntos y que poco a poco podía ir moviéndome sola, tomé la difícil decisión de emprender y ser empresaria.

A menudo pensamos que los abogados no somos emprendedores ni empresarios porque la imagen que se nos traslada de estas figuras no está relacionada con profesiones más tradicionales como la mía. 

En Jovempa nos agrupamos emprendedores de todo tipo de sectores, desde aquellos que han formulado las ideas tecnológicas más innovadoras hasta profesionales por cuenta propia que ejercen trabajos más clásicos o tradicionales. Emprender implica empezar un negocio, iniciar una empresa a tu nombre, cualquiera que sea la actividad que desarrollas en ella.

¿Cómo es tu día a día como empresaria?

Duro y al mismo tiempo reconfortante. Ser empresaria implica tener horarios imposibles, a menudo impide desconectar del trabajo, conlleva el desconcierto de no saber qué pasará el mes que viene o como vendrán las cosas en el futuro, es decir, tienes una inseguridad total, pero a la vez me permite organizarme el trabajo como yo quiero, poder decidir qué hago y cómo lo hago, disfrutar de los éxitos propios y, sobre todo, conocer muchísima gente que en otras circunstancias no habría conocido.

"Solo hay un 15% de mujeres empresarias en nuestras comarcas, por lo que algo no funciona"

Está demostrado que para una mujer compatibilizar el trabajo por cuenta propia y la vida personal es realmente complicado. A las mujeres todavía hoy se nos exige una serie de roles y estereotipos que no siempre son posibles siendo empresaria. A menudo tienes que elegir entre tu carrera profesional y aspectos de tu vida privada. Son decisiones complejas.

¿Qué crees que puede hacer una asociación como Jovempa para mejorar el porcentaje de mujeres que deciden emprender?

En Jovempa tenemos diferentes perfiles de empresarias y empresarios. Somos un grupo muy heterogéneo, lo que ayuda a normalizar el hecho de que las mujeres podamos liderar o dirigir proyectos empresariales muy diversos y que la imagen de la mujer empresaria no esté restringida a un sector o tendencia determinado. Jovempa es el claro ejemplo de que las mujeres podemos ejercer cualquier trabajo y estamos capacitadas para dirigir equipos numerosos de trabajadoras y trabajadores.

"Desde los 10 años decía que yo quería ser abogada porque tengo un concepto muy firme de lo que es la justicia"

¿Ser empresaria ha sido la mejor decisión que has tomado a nivel profesional?

Sinceramente hay días que pienso que querría ser asalariada, tener un horario de 8 a 15 horas y cuando acabara mi horario laboral apagar el ordenador y olvidarme del trabajo, pero yo no soy así, y el que me conoce sabe que mi trabajo me encanta, que desde los 10 años decía que yo quería ser abogada porque tengo un concepto muy firme de lo que es (o debería ser) la justicia y que quiero ser parte del mundo jurídico.

¿Qué consejo le darías a otras mujeres emprendedoras?

No soy muy amante de dar consejos porque pienso que cada caso, cada persona y cada profesión son un mundo totalmente diferente y lo que a mí me ha funcionado quizás a otra no le sirve de nada. Lo que sí les diría es que sean valientes, que crean en sí mismas y ​​que resistan. Que pidan ayuda cuando la necesiten, que se asocien a entidades o colectivos que les puedan ayudar a crecer, como Jovempa, porque habrá días muy malos que querrán tirarlo todo a perder, pero si te gusta lo que haces, y crees en ti, los límites no te los impone nada ni nadie.

5
3.129 visitas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.
Al continuar con la navegación consideramos que aceptas su uso y nuestra política de cookies.

Aceptar