Cerrar

Entrevistamos a Xavier Verdaguer.

Emprendedor en serie e inversor

Xavier Verdaguer, inició con 25 años su carrera como emprendedor. Y desde entonces no ha parado, se le podría calificar de emprendedor en serie, en los últimos 14 años ha lanzado varias empresas de Innovación tecnológica

Ha fundado varias empresas a lo largo de su recorrido empresarial, tales como TMT Factory, BCN Media e Integra Interactive, empresa líder en sistemas de comunicación dinámica a través de pantallas.

Hace 15 años en este país, sí que había emprendedores pero no estaba tan de moda y no era una necesidad básica, ¿se puede decir que eres un pionero no?

Sí, empecé a emprender a los 25 años. Soy emprendedor veterano.

¿Quince años son muchos años emprendiendo no?

Sí, y durante todos estos años yo creo que me ha pasado todo lo que le puede pasar a un emprendedor, empezar, arruinarse, volverse a reinventar, salir fuera de España… Yo creo que, todo lo que quiere decir ser emprendedor, juraría que lo he vivido.

¿Qué es lo que te impulso a crear la primera empresa?¿Cuál fue tu primera motivación?

Yo, precisamente, a los 25 años estaba trabajando para una gran empresa y tenía una posición muy cómoda. Realmente lo que yo sentía y lo que quería era ser mi propio jefe y poder decidir por mi mismo hacia donde quería ir y tomar mis propias decisiones y eso me hizo decidirme y decir: voy a montar mi propia empresa, la inicié solo en ese momento y ha ido creciendo.

Xavier, fuiste para quedarte un mes, pero después de acabar tu curso en la Universidad de Standford (California) decidiste alargar tu instancia en los Estados Unidos, y fuiste uno de los primeros emprendedores españoles que decidió arrancar una empresa desde Silicon Valley, que ya hemos dicho en esta sección muchas veces que es como la meca de los proyectos. Cuéntanos Xavier, ¿Cómo fueron estos inicios? En qué momento tú dices: yo me voy a quedar aquí porque tengo un proyecto tecnológico y quiero arrancarlo aquí.

Bueno, realmente me fui a Silicon Valley para estudiar un verano, el verano del 2009 y la idea era hacer un curso de alta dirección en la Universidad de Standford e inicialmente tenía que quedarme solo el verano lo que pasa es que ahí descubrí ese ecosistema emprendedor que me alucinó completamente y vi que ahí realmente mucha gente que tenía ideas las llevaba a cabo y esas ideas se acababan convirtiendo en poco tiempo en grandes compañías. Y además vi que había una energía muy positiva para emprender y que evidentemente están mucho más avanzados que nosotros para emprender. Luego, dije: voy a intentar mi aventura americana también, me voy a lanzar a la piscina y lo que planeé es quedarme unos meses ahí con algo de presupuesto que tenía para mi primera experiencia y también me motivaba mucho el hecho de aprender. No sólo de emprender sino de aprender de los mejores, en definitiva, Silicon Valley es la NBA de los emprendedores y me planteé un proyecto que arranqué en ese mismo 2009 y pensé que si eso no funcionaba al cabo de unos meses me volvería a España pero si tira adelante, pues continuamos y ya llevo cuatro años ahí.

Es Silicon Valley donde se ha de ir sí o sí. ¿Es el mejor lugar para empezar un start-up?

No, yo siempre digo que se ha de ir al Silicon Valley si tienes un proyecto altamente innovador, si estás haciendo alguna cosa que no está haciendo nadie más. Por lo tanto, si tienes un proyecto con mucho riesgo, pero también posibilidades de que se llegue a convertir en un gran proyecto. En Silicon Valley hay tres sectores que funcionan muy bien que son: las tecnologías, la biotecnología y las energías renovables, y si tú haces alguna cosas de estos tres sectores pero sobre todo si haces algo realmente diferente, entonces allí tienes opciones de encontrar la inversión adecuada y toda la maquinaria para que se llegue a convertir en una gran empresa. Pero si no tienes un proyecto tan altamente innovador, en España es también buen lugar.

Xavier, ya hemos dicho que a lo largo de tu experiencia como emprendedor has arrancado diferentes proyectos TEC. Actualmente, estás al frente de Innovalley, cuéntanos que es esto de Innovalley.

Innovalley es una empresa en la que hacemos ropa inteligente. Lo que hacemos es combinar creatividad y diseño de moda básicamente de Barcelona, que es de dónde vengo yo, con tecnología americana del Silicon Valley y esto nos lleva a hacer, desde bolsos con tejido solar que cargan las baterías del móvil cuando estas por la calle o zapatos con sensores de vibración que actúan como si fueran un GPS o cascos para ir en moto que te dan información del tráfico en la visera. En definitiva, elementos que combinan tecnología pero con la moda, que son dos cosas que todos llevamos cuando salimos a la calle que es: ropa, evidentemente y un teléfono. Unimos esos dos mundos y trabajamos para grandes marcas de ropa, desarrollando productos que pronto veremos en el mercado.

¿Qué crees que aquí en Castellón y en España necesitaríamos? Que haría falta para crear un sistema de Start-up? Porque yo creo que tenemos potencial, tenemos buenas comunicaciones, tenemos buenas infraestructuras en cuanto a comunicación, pero que hace falta para hacer de Castellón o de Barcelona, Valencia…una nova Silicon Valley europea?

Sí, de hecho, cualquier región de España como Castellón o Barcelona o como otras, yo creo que tienen el ingrediente para crear ecosistemas emprendedores. Hay buenas universidades, tenemos una calidad de vida fantástica que puede atraer talentos, tenemos talento local que antes no nos lo creíamos pero que tenemos gente muy buena en este país, también tenemos gente con dinero que puede invertir en emprendedores, tenemos empresas de referencia en diferentes sectores, en definitiva, tenemos los elementos bases que hacen que un ecosistema funcione y que no son muy diferentes a los que hay en el Silicon Valley. Para mí, la gran diferencia se encuentra en la actitud de la gente. A mí de Silicon Valley lo que me sedujo fueron sobre todo las ganar que tiene la gente de allá de tirar para adelante su proyecto sin miedo al fracaso, de tirar para adelante también con ambición y por lo tanto, la cultura del éxito también está muy presente y en definitiva, esta cultura emprendedora que es un tema de actitud y por lo tanto si cambiáramos un poco la actitud y dejamos de quejarnos constantemente de todo y ponemos toda nuestra energía en las oportunidades, entonces podríamos aprovechas estas oportunidades que tenemos.

Claro, pero estas oportunidades pasan por la financiación, si no tenemos eso es más complicado ¿no?

En este momento tenemos, en España más dinero para invertir que buenos proyectos emprendedores para presentarlos a los inversores y esto lo digo desde el punto de vista de inversor. Somos un país donde hay gente que tiene dinero, evidentemente esta gente con dinero, hasta ahora había invertido en construcción o la bolsa o hasta en el banco que le daban muchos beneficios y ahora este dinero tiene que empezar a moverse hacia otros sectores. No es fácil pedirle a un inversor que pase de invertir en productos inmobiliarios a invertir en personas o en equipos emprendedores pero se ha de hacer y eso es una faena que tenemos que hacer entre todos. Tanto los emprendedores se han de preparar mejor para conseguir estas inversiones, y los inversores tienen que ir aprendiendo cada vez más como es lo de invertir en persona o en proyectos que tienen más riesgo pero también más posibilidades de éxito. Por lo tanto, cada vez irá mejorando esto entre emprendedores e inversores, pero de lo que estoy muy seguro es que dinero sí que hay, y lo que se ha de hacer es empezar a moverse para que este dinero llegue a los emprendedores.

Xavier, aprovechando lo que estás diciendo, el próximo 28 de Noviembre te vamos a tener en el Foro de Inversión del CEEI Castellón para hablarnos desde tu perfil como inversor de tu experiencia en los proyectos que has invertido. Cuéntanos Xavier, que es lo que nos vas a contar el próximo día 28.

Bueno, pues hablaré de mi experiencia personal primero como emprendedor y explicando como he hecho yo en España para conseguir inversión en mis compañías, yo he pasado por varias rondas de inversión y he podido financiar los seis proyectos que lancé en España durante los años que estuve aquí y voy a dar consejos en base a mi experiencia, cosas que me han ido bien, cosas que me han ido mal, e intentar ayudar a los emprendedores, y luego desde el punto de vista de inversor también trataré de explicar estas primeras inversiones que he hecho, como me han ido, como han funcionado y tratar un poco de transferir conocimiento a inversores y a gente que tiene un dinero y que a lo mejor se está planteando invertir en emprendedores, pues explicarles cómo funciona esto y cómo hacerlo adecuadamente para maximizar la inversión y que tenga el máximo éxito posible. Prácticamente será compartir experiencias.

Para que los oyentes se hagan una idea, Llevas 15 años emprendiendo, ¿Tú recuerdas el primer proyecto? ¿Cómo nacen y como se desarrollan? Sobre todo me imagino que será a base de horas y mucho trabajo no?

Sí claro, mi primer proyecto, yo había estudiado arquitectura e ingeniería informática y yo decidí montar en su momento una empresa para hacer animaciones virtuales. Por lo tanto, este proyecto recogía mis dos pasiones que eran la tecnología y también la arquitectura. Eso es algo que yo aconsejo a todo el mundo, que la gente emprenda en algo que realmente le apasione y le motive porque si no es así no tendrá la energía suficiente para llegar a superar los obstáculos. Yo empecé solo y la verdad es que n sabía muy bien donde me metía pero por el camino fui aprendiendo y sobre todo pedí ayuda y fui incorporando al equipo a gente que me complementó en aquellas partes que yo no sabía hacer como temas de marketing, temas financieros o temas de operaciones. Pero sin ninguna duda, cada uno de los proyectos que he empezado al final ha sido una aventura apasionante, con toda la dificultad que conlleva pero yo aconsejo mucho emprender para vivir un poco tu propia aventura.

Xavier, para cada emprendedor, vuestro proyecto es considerado como un hijo, un poco relacionado con lo que estabas comentando antes, la pasión que le pones, la ilusión… es como ver nacer y ver crecer a un hijo. Te voy a hacer una pregunta que te va a poner entre la espada y la pared, pero de todos los proyectos que has arrancado, ¿Cuál es la niña de tus ojos? ¿Cuál es el proyecto por el que has llorado más, me he alegrado más, he sufrido más?

El proyecto Imagine, que tiene un programa de creatividad que arranqué hace tres años y que una vez al año me llevo a españoles a Silicon Valley para que trabajen y que hagan una inversión en ese ecosistema tan emprendedor y entonces, es un proyecto que, sin ánimo de lucro, con lo cual no me da beneficios pero tiene un retorno emocional enorme porque realmente hemos transformado muchas vidas, mucha gente que ha pasado por el programa, porque también es un programa formativo, hemos visto que esto ha sido un punto de inflexión en sus vidas y la experiencia que han vivido con nosotros les ha permitido luego tirar para adelante sus proyectos, y sin duda tiene un retorno emocional tan grande que es uno de los proyectos de los que más orgullos estoy de haber puesto en marcha y espero que durante muchos años podamos continuarlo.

5
visitas hoy 1 · visitas total 3.551

Url: http://ceeicastellon.emprenemjunts.es/?op=8&n=8181

Comentarios

Usuario sin logear

Envía tu comentario

Debes iniciar sesión - Hoy 15:15

Título:

Comentario:

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.
Al continuar con la navegación consideramos que aceptas su uso y nuestra política de cookies.

Aceptar