Cerrar

3 grandes errores que cometen los jóvenes emprendedores

Mientras que los fundadores jóvenes tienen todo el aplomo y la promesa necesaria para comenzar una empresa, hay algunas

Gananci

Gananci

Publicado el martes, 21 de noviembre de 2017 a las 18:42

El mundo en el que vivimos ha convertido en un ideal casi romántico la idea de comenzar un negocio propio, hasta el punto de que los niños ahora sueñan con convertirse en empresarios famosos como Elon Musk y Mark Zuckerberg.

Como resultado, los ingenieros, diseñadores y vendedores se lanzan de cabeza en el mundo del emprendimiento desde una edad temprana.

Los fundadores primerizos a menudo tienen que pasar una gran cantidad de tiempo superando su ingenuidad, ya que sobreestiman su probabilidad de éxito mientras subestiman la cantidad de trabajo que les espera.

Aquí hay varias lecciones acerca del establecimiento de una empresa propia, que incluyen lo que debes evitar hacer cuando eres un joven emprendedor:

1. Perder el foco

Una de las partes más difíciles de construir un negocio es identificar dónde y cómo invertir los escasos recursos de tu equipo (tiempo, dinero y talento). Puede ser fácil sentirse abrumado por la gran cantidad de canales que tienes a tu disposición. Tomar una decisión y cumplirla puede ser un desafío.

Sin un objetivo claro, los fundadores pueden alejarse inadvertidamente de su visión empresarial inicial. Los empresarios principiantes a menudo se distraen con ideas llamativas, ya sea que provengan de dentro o fuera de la empresa. Los maduros, sin embargo, aprenden a rechazar el 99 por ciento de las ideas que pueden desviar al equipo del rumbo.

Trabajar con tus empleados persiguiendo demasiadas oportunidades y esparciendo los recursos es una receta para el desastre. “Para ser emprendedor se necesita una visión clara.” (https://gananci.com/pensamientos-de-superacion/)

Como fundador, eres el filtro responsable de bloquear todo el ruido del mundo exterior que podría desorientar a tu equipo. Muchas oportunidades inevitablemente parecerán prometedoras a corto plazo, pero esto puede acabar con el plan general a futuro.

2. Recaudar demasiado capital

Como fundador primerizo, puede ser fácil decir que sí a cualquier inversionista (o aspirante a ángel) que te ofrezca un cheque grande y atractivo para una parte de tu incipiente negocio. Recaudar capital, cuando está fácilmente disponible, generalmente parece ser lo correcto.

Y tiene sentido de manera intuitiva: los fondos adicionales se pueden traducir en más crecimiento y oportunidades para tu empresa. Pero, la realidad es que recaudar dinero en el momento equivocado o de personas equivocadas puede dañar gravemente el valor a largo plazo de tu compañía.

Encontrar el grupo correcto de capitalistas de riesgo para recaudar es posiblemente tan importante como el tamaño del cheque y los términos específicos del trato. Los inversionistas ruidosos y venenosos pueden erosionar la cultura de tu empresa, aterrorizar las reuniones de la junta y llevar a tu equipo en la dirección equivocada.

Saturar tu tabla de límites con inversores de "valor negativo" perjudicará tus posibilidades de obtener fondos en el futuro. Nadie quiere trabajar en un ambiente tóxico. Sin embargo, trabajar con capitalistas de riesgo competentes puede ser increíblemente valioso, ya que pueden brindar acceso a mentores y compartir años de aprendizajes y observaciones.

El tiempo es importante también. Recaudar fondos cuando tu empresa todavía está tratando de encontrar el ajuste del mercado de productos puede dar a tu equipo una validación falsa.

Al final del día, lo importante es que estás construyendo un producto que resuelve los puntos débiles del usuario real, no uno que hace lo que los inversores piensan que debería hacer. Separar a tu ego de tus elecciones puede ayudarte a tomar decisiones más claras acerca del mejor momento y lugar para recaudar dinero.

3. Tratar de hacer todo solo

Muchos fundadores primerizos no se dan cuenta de que comenzar una empresa no es un juego de un solo jugador. Para tener éxito, debes aprender a ser un líder y ayudar a otros a ayudarte a lograr la misión de tu empresa.

En lugar de tratar de botarla de jonrón en todos los oficios, invierte en un gran equipo que escalará a medida que tu negocio crezca. Puedes intentar diversificar tu grupo de talentos empleando personas que pueden hacer trabajos que tú no puedes hacer.

Las contrataciones tempranas darán forma a la cultura de equipo en los próximos años, y serán influyentes para determinar el destino de tu negocio.

Los jóvenes emprendedores, que pueden estar acostumbrados a proponer proyectos por sí solos, tienden a realizar microgestión. Los micromanagers arruinan la química del equipo cuando sobrepasan los límites, frustran los flujos de trabajo y se exceden en su poderosa posición.

Como fundador, debes encontrar un equilibrio entre prestar atención a los pequeños detalles y dar a tus empleados la autonomía que necesitan para sentirse importantes y ser responsables.

5
visitas hoy 4 · visitas total 1.475

Usuario: edigomben

Empresa: Gananci

Canal: Nacional

Fecha publicación: 21/11/2017 18:42

Url: http://emprenderycrecer.emprenemjunts.es/?op=8&n=14964

Comentarios

Usuario sin logear

Envía tu comentario

Debes iniciar sesión - Hoy 20:07

Título:

Comentario:

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.
Al continuar con la navegación consideramos que aceptas su uso y nuestra política de cookies.

Aceptar